18 sept. 2011

La Universidad fondea la primera boya oceanográfica de la Estación Experimental Off Shore frente a la costa de Gozón

Las autoridades posan ante la boya de la Universidad de Oviedo antes de su botadura.





























La Universidad de Oviedo ha fondeado la primera boya oceanográfica de la Estación Experimental Off Shore, un proyecto del Cluster de Energía, Medioambiente y Cambio Climático (CEMACC) del Campus de Excelencia Internacional. La boya está instalada y en funcionamiento desde el 16 de septiembre en la cota de Llumeres (Gozón), a una profundidad de unos 47 metros y una distancia aproximada de la costa de 2,4 kilómetros.

La baliza dispone de 15 sensores que se encargan de monitorizar parámetros meteorológicos, de calidad del aire y agua, corrientes y oleaje direccional. Los sensores miden el viento, la temperatura, la humedad relativa, la radiación solar, la presión atmosférica, así como salinidad del agua, oxígeno, clorofila, etc. La empresa Telecable colabora con el proyecto suministrando el servicio de transmisión de datos.

Energías renovables, medioambiente y clima
Esta boya es uno de los primeros pasos para definir la ubicación idónea de  la futura Estación Experimental Off Shore. Esta infraestructura singular del Cluster de Energía, Medioambiente y Cambio Climático del CEI tiene entre sus objetivos  el desarrollo de proyectos de I+D+i  en los ámbitos de las energías renovables marinas, el medioambiente y los estudios del clima, que abordarán, entre otros aspectos, la energía undimotriz generada por las olas, la energía eólica marina y la mitigación de impactos ambientales en el medio marino relacionados con el cambio climático.

La futura Estación Experimental contará con elementos flotantes y también con al menos un elemento de apoyo, el CEO (Columna de Experimentación Off Shore), que será el lugar donde se controlen las operaciones. La Universidad baraja fondear una segunda boya en la costa occidental asturiana, en el concejo de Valdés.

El diseño de la boya AXYS WatchMate, versión WMTB 1.8 DM, permite su uso en entornos agresivos y sus características constructivas soportan condiciones extremas que pueden darse en el océano abierto, aguas profundas o aguas costeras. Su peso es inferior a 600 Kilogramos.

Al acto de botadura de la boya, que contó con la colaboración de la Escuela Superior de Marina Civil del Campus de Gijón, asistieron el rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor; la vicerrectora de Campus de Excelencia Internacional, Mª Paz Suárez Rendueles; el presidente de Telecable, Javier García Conde; el jefe del distrito marítimo de Luanco de la Capitanía Marítima de Gijón Daniel Bernardino; y el gerente del Cluster de Energía Medioambiente y Cambio Climático, Enrique Jáimez.

Los técnicos preparan la boya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario