20 abr. 2012

Los investigadores destacan la importancia de los modelos animales para avanzar en el conocimiento de las enfermedades


Carlos López-Otín durante la conferencia que pronunció en el encuentro científico.

El Encuentro Científico Técnicas de imagen en Investigación Preclínica, organizado por el Cluster de Biomedicina y Salud del Campus de Excelencia Internacional, reunió en la Universidad de Oviedo a algunos de los científicos españoles de mayor prestigio internacional en el actual momento.

En sus intervenciones todos ellos valoraron la importancia de los modelos animales y de los equipos de diagnóstico por imágenes para mejorar los resultados de sus investigaciones. No obstante, el encuentro celebrado en la Facultado de Medicina se celebró en el marco de la puesta en marcha de la nueva Unidad de Imagen Preclínica de la Universidad de Oviedo, que dirigirá el doctor Serafín Costilla y que ha supuesto una inversión de 1,1 millones de euros.

El rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor, fue el encargado de clausurar una jornada que contó con más de 200 participantes. El rector destacó la importancia de que la Universidad reafirme su compromiso con una investigación de calidad y pionera.


El Premio Príncipe de Asturias Ginés Morata habló sobre la importancia que las moscas han tenido para sus investiagaciones sobre el cáncer.


El catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo Carlos López-Otín parafraseó al genial novelista John Steinbeck para iniciar su intervención y titular su charla De ratones y hombre: modelos humanos y enfermedades humanas. López-Otín subrayó la importancia que los modelos animales tienen para as investigaciones que su grupos realiza “en dos de las fronteras del conocimiento actual: el cáncer y el envejecimiento”.
El grupo de investigación que Carlos López-Otín lidera en la Universidad de Oviedo trabaja en colaboración con laboratorios de todo el mundo. “Casi todas las hipótesis de trabajo que desarrollamos ahora mismo hubieran sido imposibles sin los ratones. Los ratones han pasado a ser sistemas vivos de generación de hipótesis”, explicó López-Otín ante un abarrotado salón.

El investigador recordó que existe una relación casi perfecta de ortología entre los ratones y los humanos, razón por la que son un elemento valioso e imprescindible para los avances en materia de genómica y estudios moleculares. López-Otín señaló la importancia que la nueva Unidad de Imagen Preclínica de la Universidad de Oviedo tendrá para avanzar en estas investigaciones “porque nos han ayudado a asumir la gran complejidad de los sistemas protolíticos.”


El público asistente a la jornada llenó el salón de Grados de la Facultad de Medicina.


Por su parte, el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Ginés Morata explicó en su intervención  que la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster) comparte con los seres humanos un 60 por ciento de su genética, por lo que es un ser vivo "inigualable" para las investigaciones sobre el cáncer.

La investigación con moscas se remonta a 1905 y sus cualidades son "inigualables, ya que no hay ningún otro organismo que tenga una tecnología genética tan sofisticada", según ha asegurado el científico. Hay experimentos que sólo se pueden realizar utilizando este tipo de mosca y que ayudan a entender cómo funcionan los organismos humanos e incluso el de los ratones, ha precisado.

El expresidente del CSIC y profesor del CNB, Carlos Martínez-Alonso, realizó un recorrido por los retos que la investigación biomédica tiene ante sí y lo hizo recorriendo la historia a través de algunos de los grandes maestros de la pintura estableciendo un singular e interesante paralelismo entre ciencia y arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario