21 feb. 2012

Más de 200 empresas colaboran en los proyectos de investigación de grado y postgrado


Alumnos en uno de los laboratorios de investigación de la Universidad.





La Universidad de Oviedo ha desarrollado un especial esfuerzo para que la formación académica tenga una vertiente práctica ajustada a las demandas del mercado y en contacto permanente con las necesidades de la empresa. La presencia de la empresa en las aulas es parte clave de una estrategia que pretende impulsar la cultura emprendedora.

A finales de 2011 existían acuerdos suscritos con un total de 200 empresas que colaboran con diferentes fórmulas en los proyectos de fin de grado o en las investigaciones de doctorado de los alumnos de la Universidad de Oviedo. Siguiendo esta línea de impulso de la colaboración y la formación práctica, el 95 por ciento de los másteres ofertados por el Centro Internacional de Postgrado cuentan con un itinerario profesional gracias a la participación de instituciones y empresas.

El punto de encuentro con la empresa tiene diferentes escenarios al margen de los proyectos de investigación conjuntos, los workshops han sido una de las fórmulas que ha cosechado una excepcional respuesta entre la comunidad universitarias y las compañías.

El año pasado los encuentros organizados entre emprendedores y directivos de empresas para intercambiar experiencias y ponerse al día sobre las líneas de trabajo que sigue la I+D+i en Universidad tuvieron casi un millar de participantes.

El CEI es un proyecto abierto a la sociedad y las fórmulas de cooperación con los diferentes miembros de su agregación estratégica son variadas y adaptadas al perfil de cada socio colaborador. Actos culturales, acciones solidarias o iniciativas de sensibilización son algunos de los caminos en que cristaliza también la colaboración entre Universidad y empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario