16 dic. 2011

El Centro Internacional de Postgrado reúne a los jóvenes investigadores en las I Jornadas Doctorales


Doctorandos participantes en las jornadas.


La Universidad de Oviedo celebró sus I Jornadas Doctorales en el Campus de Mieres con un gran éxito de participación. Una total de 123 doctorandos tomaron parte en la convocatoria promovida por el Centro Internacional de Postgrado del Campus de Excelencia y tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano las investigaciones de sus compañeros y tomar contacto directo con representantes del mundo de la empresa. Así, la cita sirvió además como foro de debate para exponer las necesidades específicas que las compañías pueden tener a la hora de contratar doctores y las habilidades específicas que éstos pueden ofertarles como plus diferencial respecto a otros candidatos.

La transversalidad fue una de las características de las I Jornadas Doctorales organizadas por la Universidad de Oviedo. Un total de  97 pósteres expuestos en el Edificio de Investigación del Campus de Mieres expusieron las líneas maestras de los trabajos de investigación desarrollados por los investigadores en todas las áreas de conocimiento. Un jurado de expertos y el público asistente otorgó los premios a los mejores pósteres participantes.

El rector, con las estudiantes premiadas.

El primer premio del jurado, presidido por la vicerrectora de Campus de Excelencia Internacional, Paz Suárez Rendueles, y dotado con 300 euros, fue para Beatriz de Pedro Palomar por su póster sobre Excitación de vibraciones en tubos por inestabilidad fluidoelástica. El tribunal, integrado por representantes de empresas de la Agregación del CEI Asturias-Ad Futurum y por miembros de la Comisión de Doctorado, decidió conceder otros cuatro premios de 200 euros tras valorar la alta calidad de todos los trabajos presentados.

El resto de pósteres premiados por el jurado recayeron en: Inés García-Navarro Aguirre, por su investigación sobre Arquitectura residencial nobiliaria en la Edad Moderna en el oriente de Asturias;  Rebeca Alonso Bartolomé, con el trabajo Determinación de biomarcadores de interés cardiológico mediante microchips de electroforesis con detección electroquímica; Leticia Huergo Zapico, por Respuesta inmune mediada por NEKG2D en la transición epitelio-mesenquima; y Yaimara Peñate Santana, con el póster Crecimiento de las pymes: una aproximación desde la teoría de recursos y capacidades.

El premio del público, elegido por los propios doctorandos y dotado con 300 euros, fue para Estefanía Costa Rama, por la investigación sobre Diseño y construcción de un tri-inmunosensor electroquímico para el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer.

El programa de las jornadas incluyó diversas charlas y talleres que facilitaron una comunicación fluida entre los doctorandos y los directivos de empresas asturianas cuya apuesta por la innovación necesita de la imprescindible colaboración de los investigadores. Las alternativas profesionales para los doctores fueron uno de los atractivos de la cita, que sirvió además para que los doctorandos establecieran contactos e intercambiaran ideas con otros investigadores para establecer sinergias de colaboración.


No hay comentarios:

Publicar un comentario