26 sept. 2014

La Noche de los Investigadores destapa a los más pequeños los secretos de la ciencia




Uno de los experimentos seguidos por los más pequeños en La Noche de los Investigadores.


El claustro bajo del Centro Cultural LAUDEO de la Universidad de Oviedo, en el Edificio Histórico, se transformó por unas horas en un gran laboratorio abierto a todo el público. La Noche de los Investigadores congregó a cientos de niños acompañados por sus familias para disfrutar de los secretos de la ciencia.

Una decena de investigadores de la institución académica asturiana desarrollaron siete talleres científicos centrados en diferentes disciplinas y con una treintena de experimentos diferentes. Biólogos, físicos, geólogos y químicos fueron los encargados de guiar a los más pequeños por algunas de las curiosidades de la naturaleza que les rodea. A lo largo de toda la tarde los científicos explicaron conceptos y experimentos sencillos para acercarles a la figura y el trabajo del investigador.

Además del taller La Torre como Observatorio, en el que se podía ver en pantallas las imágenes divisadas desde la torre, el programa estrenó este año la actividad Una granja bajo el microscopio, coincidiendo con la celebración del Año internacional de la Agricultura Familiar. Química y medicamentos, Ciencia y crimen, Magnetismo revolucionario, Agua, papel, tijera… ¡Ciencia! y ¿Vidrio o cristal? completan el atractivo programa de talleres de esta edición.

Esta iniciativa, impulsada desde el Vicerrectorado de Investigación y Campus de Excelencia Internacional y organizada desde la Unidad de Cultura Científica de la Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación, se celebra simultáneamente en 12 ciudades españolas y cuenta con la financiación del Séptimo Programa Marco de la UE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario